En Bici

2. Venciendo al gigante…

No las tenía todas conmigo, la verdad. No ha habido mucho tiempo para preparse físicamente. Y mentalmente las cosas, muchas veces, dependen del día. Por lo menos luce el sol y el cielo está despejado. A priori es bueno, claro, porque si las ascensiones son duras de por sí, hacerlas con lluvia ya ni os cuento. Claro que, haciendo muy bueno y siendo domingo ya verás cómo estará la plaza… El primer tramo hasta Chiavenna desde Colico es llano. Así que desde el punto de vista deportivo y paisajístico es una delicia. El tema gastronómico también ha estado genial en …

2. Venciendo al gigante… Leer más »

Día 1. A los pies del gigante.

Ha sido una etapa impresionante, de veras.  la ausencia de información específica (más allá de lo obvio y el gtrack previsto) sobre el recorrido ha sido mano de santo: ha sido una etapa magnífica. Ahora vamos a ello, pero empecemos por el principio: la salida desde el Cervantes. No podemos dejar pasar la oportunidad de dar las gracias al Instituto Cervantes de Milán (y en especial a Teresa Iniesta, directora del Cervantes de Milán, por su entusiasmo y su energía. Y a Carmen Canillas y Laura Pollachini  que desde el día uno que les hablamos del proyecto hace ya años …

Día 1. A los pies del gigante. Leer más »

Día 0. Todos los caminos llevan a Milán

 #CaminoEspañol1623 #IVExpedicion No se que es mejor. O dicho de otro modo no se que es peor… Traerte la bici y todo lo que le cuelga en una caja subida en el avión, esto es, empaquetarla, transportarla, luego recogerla del avión, el autobús, montarla… y a la vuelta, más de lo mismo. Lo hemos hecho en tres ocasiones y la verdad, es un coñazo. Y luego claro carga con las alforjas durante más de 1000 kilómetros con su sol de justicia, su lluvia, sus subidas kilométricas, con los trazados rompepiernas… Traerte la bici (bueno las bicis) y todo lo que …

Día 0. Todos los caminos llevan a Milán Leer más »

Etapa 11: Namur – Bruselas: Hasta el rabo todo es toro

Hasta el rato todo es toro. Ya lo dicen, ya. Y dicen bien… Dejamos Namur acompañados de algunas gotas que amenazan lluvia. La etapa es sencilla y bastante plana pero la lluvia puede complicarla. Bueno la lluvia y muchas cosas más. Nos encaminamos hacia Nivelles pero a los pocos kilómetros el tema empezó a torcerse. En un bache se le rompen dos radios de la rueda de atrás a LA… Además casi continuos. El tema es grave pero no podemos hacer otra cosa más que continuar. Damos con algunas poblaciones donde se habría podido reparar pero es domingo. Está todo …

Etapa 11: Namur – Bruselas: Hasta el rabo todo es toro Leer más »

Etapa 10: Roche-Namur: todo en contra, final feliz.

Dios mío ¿ya? ¿ya son las siete? Bufff… No os miento si cada vez cuesta un poco más (mucho) levantarse. La charla de ayer se alargó y preparar las alforjas y la ropa hizo que fuéramos a dormir más tarde de lo habitual. El cansancio de los días de pedaleo se va acumulando así que no es de extrañar esta manía que le estoy cogiendo al despertador…  y la cama es tan cómoda… 5 minutitos más… El desayuno a la altura de la cena. Abundancia, variedad y calidad. Sí que es verdad que todos estos días hemos echado en falta …

Etapa 10: Roche-Namur: todo en contra, final feliz. Leer más »

Etapa 9: Luxemburgo – Roche-en-Ardenne. Bélgica en el horizonte

Con tanta gente y tanta policía había muchas zonas del centro de Luxemburgo donde no se podía acceder. Así que hemos aprovechado más primeras pedaladas para pasear por la ciudad que después de la noche de jarana amanece tranquila. Los equipos de limpieza y dos tipos en bici son los únicos que rompen la quietud de las calles. Además de las calles recorridas hemos visitado (por fuera) la catedral, la biblioteca nacional,… ambas de la Época Española y como casi todo lo de renombre en Luxemburgo. Hemos tenido que dejar para otra ocasión las Casamatas del Petrusse, los bastiones y …

Etapa 9: Luxemburgo – Roche-en-Ardenne. Bélgica en el horizonte Leer más »

Etapa 8: Metz – Luxemburgo. De fiesta en fiesta, camino español

Visto lo visto, pudiera esto parecer que es así pero os prometo que es casualidad. Y aunque dice LA que las casualidades no existen, de veras que no se trata de hacer la ruta de bacalao. También es verdad que si es día nacional en Luxemburgo,  tampoco nos vamos a quedar en casa… Eso y que esta etapa la habíamos previsto corta para ir con tiempo a la reunión que teníamos con la Federación de Asociaciones Españolas en Luxemburgo, FAEL. La habíamos previsto corta,  alargando otra, claro (la de hace un par de jornadas y que se convirtió en la …

Etapa 8: Metz – Luxemburgo. De fiesta en fiesta, camino español Leer más »

Etapa 7: luneville – Metz. La fiesta también es Camino Español

Otro de los argumentos para estirar la etapa de ayer era finalizar la etapa en Metz. Ciudad imperial y durante unos decenios en la órbita de la Monarquía Hispánica. Ya os adelantamos que la cosa no defraudó. En absoluto. La etapa en sí la hicimos paralelos la río Meurthe y el Mosela. Así que pocos desniveles, buenas vistas y en general buen asfalto. Caricias para nuestras piernas después del tute de ayer… Aún nos echamos una risas con el episodio del abuelo y todo. Las sensaciones eran buenas en la bici y eso siempre ayuda a pedalear más y mejor. …

Etapa 7: luneville – Metz. La fiesta también es Camino Español Leer más »

Etapa 6: Colmar – Luneville

Y es la etapa reina porque necesitaremos un poco de margen para llegar a Luxemburgo con tiempo por motivos que conoceréis más adelante. La cuestión es que desde Colmar teníamos previsto llegar a Baccarat (muy famosa por sus cristales…) pero ganar ese tiempo que comentábamos nos hizo pensar en alargar la etapa hasta Luneville. En total 125 kilómetros. Tampoco sería nada del otro mundo si no fuera por la cordillera de los Vosgos que separa ambas poblaciones…. Dos puertos de montaña de más de 700 metros. El primero con 15 kilómetros  de subida continuada para salvar 500 metros de desnivel. …

Etapa 6: Colmar – Luneville Leer más »

Etapa 5: Basilea – Colmar. Tres países en un día y con final feliz…

Ver anochecer en Basilea, en la orilla del río hizo que el cansancio remitiera en muchos puntos,  además de quedar grabado en nuestra retina. Del resto del cansancio se encargaron en el Hotel Das Breite,  que con la coordinación de la Oficina de turismo de Suiza en España,  nos permitió alojarnos en una de sus amplísimas habitaciones. Una ducha reconfortante, unas camas comodísimas y un desayuno muy bien surtido hacen que empieces el día con la mejor de las disposiciones. Y falta nos iba  a hacer porque se barruntaba que el calor iba a apretar y teníamos por delante casi …

Etapa 5: Basilea – Colmar. Tres países en un día y con final feliz… Leer más »

Ir arriba