Camino Real de Aragón: El origen del Camino Español

Felipe II traslada la Corte a Madrid en 1561 de forma definitiva. Esa decisión en apariencia inocua genera un cambio de pesos en las comunicaciones a nivel peninsular. Entre ellas, la relativa al Camino Real de Aragón que había unido la Corona Aragonesa con Navarra y Castilla. El ramal tradicional seguía el curso del Ebro hasta Tudela y penetraba en Navarra, y Logroño, por donde se internaba en Castilla en dirección al valle del Duero y continuaba hacia Burgos y Valladolid. Esta vía fue la utilizada por Carlos V en sus idas y venidas.

http://xiloca.org/xilocapedia/images/3/37/Itinerario1738.jpg
Itinerario del Camino Real de Aragón (1738)

Ese traslado, sin embargo, hace que se prepondere otra ruta menor hasta entonces, haciendo que el Camino Real de Aragón variara. a partir de entonces iría desde Madrid hasta Zaragoza alcanzando la costa al alargarlo hasta Barcelona, e incluyendo en él ciudades de gran entidad como Guadalajara, Fraga o Lérida. La vinculación entre el Camino Real del Aragón y el Camino Español se desarrolla, pues, a partir de que Madrid se convierte en centro de la Monarquía de España.

Es por eso por lo que, transcurrido la mitad del Siglo XVI, los soldados son reclutados y guiados, a través del Camino Real de Aragón, hasta las posesiones de la Monarquía de España en Nápoles, Milán y Sicilia, principalmente. Soldados, ya pertenecientes a los Tercios, que luego, desde 1567 en adelante, serían los que trazarían los nuevos recorridos de lo que ahora llamamos Camino Español.

Sabemos las etapas precisas del Camino Real de Aragón por los itinerarios de Felipe II que dejaron por escrito dos redactores de los mismos: Juan de Vandenesse nos describe los viajes de 1551 y 1552-1553, siendo Felipe todavía príncipe, y Enrique Cock nos narra el viaje de Felipe II en 1585 y 1592. Como punto de partida es un excelente hallazgo. También hay que decir que no solo era Camino Real de Aragón el que unía Zaragoza con Barcelona o Madrid, sino que había otro en dirección a Valencia.

En el Itinerario español, o Guía de caminos, escrito por José Matías Escribano en 1767 consideraba aún que el principal itinerario entre Madrid y Barcelona pasa por Daroca y Zaragoza. En el siglo XVIII era clasificado como Camino General de Ruedas, frente al Camino de herradura que suponía el trayecto por Calatayud.

Sin entrar, por ahora, en el detalle de todo el itinerario completo diremos que el Camino Real entra en Aragón desde la localidad de Embid, siguiendo lo descrito por numerosos autores, luego sigue  por Used, Daroca, Río Jiloca Puente, Retascón, Mainar, La venta de San Martín, Cariñena, Longares, La Muela, Botorrita, María de Huerva, Santa Fe, Cuarte de Huerva y Zaragoza. Luego sigue hacia Barcelona, pero no detallamos más porque este será el tramo, entre Daroca y Zaragoza, que hemos decidido desde la Asociación incluir en la IV Expedición del Camino Español, donde, por primera vez, incorporamos al Camino Real de Aragón dentro de la ruta del Camino Español.

La importancia del Camino Real de Aragón como ruta de provisión del Camino Español, es clave en la logística militar de este, pero no únicamente en el aspecto logístico y militar. El Camino Real de Aragón es fundamental para entender los intercambios industriales, culturales, de ideas y de personas de que desde Centroeuropa utilizaba el Camino Español para llegar hasta la Península Itálica y desde ahí a la Península Ibérica (y viceversa), evitando la navegación por barco y los piratas protestantes, el paso por la Francia que durante el final de siglo XVI estaba inmersa en una guerra fraticida y durante el siglo XVII era enemigo declarado de la Monarquía de España.

El Camino Español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba