El Camino Español de 1623. ¡Vive con nosotros esta 4ª aventura!

España, mi natura. Italia, mi ventura. Y hasta Flandes la aventura. Concretamente la 4ª. 1100 km llenos de historia, paisaje y cultura que nos llevarán por ¡ocho países diferentes!

Después de la ruta de 1567 (la decana, la del Duque de Alba), la de 1595 (la del Archiduque Alberto) y la de 1599 ( la de los Príncipes) hemos decidido que era hora de cambiar de siglo. 

Este año 2022 entramos ya en el siglo XVII preparando la ruta de 1623: la ruta de los soldados escritores.

¿Soldados escritores, tal vez os preguntéis? Sí, ahora vamos con eso, pero primero lo primero.

Después de unos años de pandemia en los que no se hacía viable recorrer el Camino Español (ni el Camino ni en realidad nada de nada) desde la Asociación Amigos del Camino Español volvemos a la carga con este nuevo recorrido, espectacular en todos los sentidos, y que llega con un reto de primera magnitud. Debemos recorrer los 1100 kilómetros, los que tiene esta vía, en 10 días. No hay más que 10 días. ¡Y, teniendo en cuenta que es junio, hemos tenido suerte!

Como es la cuarta vez que recorremos la ruta ya sabemos que la media en kilómetros diarios es entre 10-15 km/hora. Sí, lo se no es mucho, pero con estos cuerpos se llega donde se llega…  Y espera, porque de estos datos hace ya unos años y no creemos que la cosa haya ido a mejor (Espera. Confirmado, no ha ido a mejor . Todo lo contrario).  Así que en  el peor de los casos (que será el más habitual) si hacemos 10 km/hora y son 110 kilómetros diarios, pues salen tiradas de 11 horas diarias. Todos los días. Durante diez días. Madre del amor hermoso. Eso sin contar los sistemas montañosos (¡y se atraviesan cuatro!), la lluvia, el frío,…

Así que hemos tomado una decisión que, pensamos, va a generar una revolución en lo que a la organización y consecución de la ruta se refiere. La  IV Expedición «Camino Español», la de 1623,  va a marcar un hito y se va a convertir en un referente en las posteriores.

Y es que, señoras y señores, vamos a llevar un vehículo de apoyo. Sí, lo se, ¡es absolutamente rompedor! ¡¡Estamos locos!! Bueno, vale, igual me he venido arriba, pero es que para nosotros es un enfoque totalmente novedoso que no estaba claro, cuando se nos pasó por la cabeza la posibilidad, que pudiéramos llevar a cabo.

Y es que veréis, sin contar a Luis Ángel y a mi, que estamos ya demasiados «idos» con este tema como para tener buen criterio ¿A quién convences, así por la «face»,  de que gaste 10 días de sus vacaciones, y se ponga a pedalear durante 1.100 km y además de vez en cuando también conduzca?  Bueno, pues hemos encontrado a esa persona. Así que en breve también os presentaremos al equipo completo del Camino Español.

Aprovecho la ocasión para, desde aquí agradecer de corazón a nuestras familias el apoyo que recibimos para llevar a cabo este tipo de iniciativas. El tiempo que invertimos aquí sale de otros sitios. Os queremos mucho.

Vale sí, también es verdad que se libran de nosotros durante diez días. Quien sabe, igual les parecen hasta pocos…

A lo que íbamos. Tener vehículo de apoyo hace que el objetivo de 1100 kilómetros en 10 días sea más viable. Por lo pronto evita ir cargados y agilizará la marcha. Por otra parte, abre otro abanicos de posibilidades que ya iremos desgranando en los siguientes post, aunque también genera una serie de inconvenientes, a todas luces evidentes (hay que pagar gasolinas, alquiler,…), que también iremos compartiendo con vosotros porque este es el primero de muchos post futuros.

Respondo brevemente ahora a la pregunta que os planteaba al principio ¿Soldados escritores?

Según diversos sesudos estudios e indicios Calderón de la Barca estuvo en Flandes. Y lo que es seguro es que estuvo, en fechas próximas, también en Milán. Es un puntazo porque la probabilidad de que hiciera el Camino Español es elevadísima.  En otro post lo desarrollaremos, pero de recorrerlo lo hizo muy seguramente en el 1623. Explicaremos el por qué de esta conclusión inicial a la que hemos llegado.

Con esos indicios hemos investigado sobre la ruta escogida con aún más ahínco siguiendo sus más que probables pasos. Y aprovechando el viaje queremos utilizar esta expedición hacer un reconocimiento a todos aquellos soldados que además de la espada, la pica o el arcabuz tenían en la pluma su otra gran querencia.  Y fueron legión. Muchos de ellos archi-conocidos (Cervantes, Lope de Vega, el mismo Calderón,…), aunque la inmensa mayoría fueran, lógicamente, desconocidos por todos nosotros. Aún así hemos encontrados muy buenos ejemplos de soldados escritores relevantes que hicieron el Camino Español en uno u otro momento de sus vidas (también hablaremos de ellos en otro post).

De todos esos soldados escritores a los que hemos dedicado esta ruta, algunos, unos pocos, los elegidos, dejaron una huella indeleble en la cultura universal durante los Siglos del Oro de la cultura española.

Y bien porque hicieran ellos mismo el Camino Español (como Calderón de la Barca), o bien porque lo hicieran sus obras en forma de libro dentro del petate de otros soldados, sirva este reconocimiento para evidenciar que esta ruta histórica que queremos sacar a la luz y potenciar, además de una importante ruta de tránsito recurrente de tropas, fue una vía de intercambio de ideas y de cultura de primer nivel.

¿Camino Español de 1623, la ruta de los soldados escritores? Sea.

Camino Español

2 comentarios en “El Camino Español de 1623. ¡Vive con nosotros esta 4ª aventura!”

  1. Mucho ánimo pareja….

    Espero que el tercero además de conductor sea masajista…. que falta os va a hacer.

    ¡¡ Pedazo recorrido el de este año !!

    Para el próximo, bici eléctrica

    1. caminoespanol

      Gracias Mikel!!!

      ¿1100 km en 10 días? veras tú lo cotizado que va a estar lo de conducir X-D

      Abrazo grande!

      S2

      David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: