Miguel Servet, el dos veces quemado en la hoguera

Una estatua en bronce de un hombre vestido con poco más que harapos, extremadamente delgado, compungido y encadenado. Representa a Miguel Servet, conocido por su aportación sobre la circulación pulmonar en su obra Christianismi Restitutio si bien sus intereses abarcaron la astronomía, meteorología, geografía, jurisprudencia, teología, el estudio de la Biblia, matemáticas, anatomía y medicina. Vamos, lo que viene siendo un ‘fuera de serie’.

Pues resulta que a nuestro eminente aragonés lo quemaron en la hoguera dos veces: Una en Viennes, Francia, y otra en Ginebra, Suiza.

En la primera fue la Inquisición Francesa que lo condenó por hereje (es decir por ser Protestante). Y la segunda fueron los Protestantes, con Juan Calvino a la cabeza, por herejía dentro de la herejía: Pintaban bastos para Miguel.

En Viennes escribió su obra cumbre Christianismi Restitutio que envió previamente a Calvino, con quien mantenía correspondencia,  para que la leyera. Calvino en respuesta le envía su Institutio religionis Christianae (Institución de la Religión Cristiana). Servet se lo devuelve lleno de anotaciones muy críticas en los márgenes del libro. A Calvino le debió desagradar las anotaciones porque amenazó a Servet con que si ponía los pies en Ginebra «no saldría vivo de ella». Vaya con el Calvino…

Sea como fuere, la obra se publica pero de manera anónima. La cosa no sale bien porque la Inquisición de Lyon recibe un “chivatazo” sobre quién era el autor y también parte de la correspondencia intercambiada entre Servet y Calvino. Tras lo cual Servet es detenido, interrogado y encarcelado en Vienne. ¿Calvino lo delató y envió las cartas? demostrado, lo que se dice demostrado no hay nada, pero…

Servet que tenía ánimo vivo, piernas largas y algunos amigos, logra evadirse. El 17 de junio de 1553 es sentenciado a muerte ‘in absentia’, siendo quemado en efigie. Algo es algo, pensaría la inquisición francesa.

En su huida parece que se dirigía hacía Nápoles donde decían que aún siendo católica y española había cierta relajación con respecto a la religión. Sea como fuere recaló en Ginebra, antes de dirigirse a Italia, donde no pudo resistir la tentación de escuchar predicar a Calvino. Que ya son ganas de meterse en la boca del lobo…

8173012127_e26a746d08

Allí fue reconocido (también es mala suerte) y como la ciudad se regía por los principios de la Reforma tal como Calvino los había definido en sus Ordenanzas eclesiásticas, fue detenido, acusado (por el propio Calvino pero interponiendo a un colaborador suyo. Menudo elemento) y juzgado por herejía.

Servet sufrió grandes penalidades y privaciones en prisión en su largo cautiverio. Durante el juicio, sostuvo diversos debates con el propio Calvino de carácter teológico que no debieron convencer al tribunal, un tanto casero creo yo. Fue condenado y sentenciado a morir, esta vez sí, en la hoguera el 27 de octubre de 1553. Faltaban aún 14 años para que el Duque de Alba hiciera el primer Camino Español para reprimir la furia iconoclasta de los protestantes.

Y yo me pregunto, en mi ignorancia, qué argumentos tenían los protestantes para echar en cara a los católicos la falta de tolerancia religiosa cuando tanto unos como otros utilizaban los mismos métodos para controlar a sus correligionarios. Más si cabe cuando éste caso no fue el primero ni el último que se produjo en las filas protestantes.

A mi entender, la intolerancia religiosa era moneda de cambio tanto en las regiones protestantes como en las católicas. Ya sabéis lo que dicen: “dos no pelean si uno no quiere”. Y por entonces, todos querían pelea. El caldo de cultivo para la revuelta religiosa protestante estaba ya preparado…

El Camino Español

También te puede interesar

El Camino Español se gesta en Worms (Alemania)

Fuentes:

Detalles del juicio y la ejecución de Miguel Servet

Wikipedia: Miguel_Servet

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Leer entrada anterior
La Cerveza Grolsch, los tercios y la recreación histórica

La cerveza Grolsch, a decir de muchos, es una gran cerveza. Tal vez de las mejores del mundo. Su nombre,...

Cerrar