El Duque de Alba defiende Holanda (I): La Batalla de Dalen

Dicen que fue la primera. Que con ésta se dio el pistoletazo de salida a la Guerra de los ochenta años: La batalla de Dalen.

La batalla donde 3000 mercenarios, que venían de sitiar una ciudad holandesa, se enfrentaban a 600 soldados de los Tercios que fueron a liberarla del asedio. Ya os adelantamos que no pasó a los anales de la Historia. Tampoco se enseña en las Academias militares. Al parecer   poco se puede aprender de una batalla que duró poco más de media hora.

Sin embargo, en ese suspiro, dejaron la lana en el campo de batalla 1700 mercenarios por algo más de 20 españoles. Tal vez ese dato puede daros una idea de las ganas que tenían los Tercios (que llevaban desde hacía un año en Flandes templando gaitas) de estirar los músculos y darle vida a la pica, al arcabuz y a la ropera.

Y sin embargo, esa batalla, dentro de la vorágine de batallas que hubo en la Guerra de Ochenta Años, nos parece de una importancia vital. No tanto por la batalla en sí (y que me perdonen los que dejaron allí su última voluntad) si no por aquello que suele pasarse por alto: El contexto, los participantes y lo que aún colea sobre ella.

Recorre el Camino Español con esta guía. En la T de Tercios

Pero vayamos por partes…

En primer lugar, el Contexto de la batalla. El objetivo era, en realidad, Roermond. Una importante población fronteriza de los Países Bajos a orillas del Mosa, en la que hacerse fuerte y utilizarla como cabeza de puente para propagar la rebeldía por los Países Bajos. Con esta acción se contribuía a la estrategia global, diseñada y encabezada por Guillermo de Orange, de entrar por tres frentes en los Países Bajos para “facilitar” que la población se levantara contra su Rey (Felipe II), liberándola del yugo del rey español (entiéndase la ironía…).

Para ello Jan van Montigny, señor de Villers (firmante del Compromiso de Breda) y Willen van der Marck, Señor de Lumey (que comandaría los Mendigos del Mar y que se estaba ganando a pulso su fama de sanguinario y asesino), ambos bajo la tutela de Guillermo de Orange, se fueron a la cercana Huy (en el Obispado de Lieja. Estado de Sacro-Imperio-Romano-Germánico insertado en los Países Bajos) a contratar mercenarios.

Los 3000 mercenarios, con el señor de Villers y el de Lumey al mando (los únicos holandeses…), se adentran en los Países Bajos hasta llegar a las puertas de Roermond. Contra pronóstico, la ciudad no les abre las puertas y les dicen que rebeldías las justas y que se la pique un pollo (no es literal…)

Montigny y La Marck ante la negativa, deciden poner sitio a la ciudad y atacarla para forzarla a ser “liberada”. La defensa de Roermond se muestra efectiva y mantienen a raya a los sitiadores. Ante la llegada de los Tercios Españoles, Montigny y Lamarck deciden levantar el sitio e irse con viento fresco en dirección a tierras alemanas (Condado de Jülich). Con las que Roermond hace frontera.

TSR_mapa_dalen

Con la tranquilidad del que se sabe protegido por estar fuera de territorio de los Países Bajos, Villers y Lumey, dirigen su ejército a la próxima Erkelens. Es Erkelens una pequeña población perteneciente a los Países Bajos pero incrustada dentro del Ducado de Jülich. A medio camino entre Erkelens y Dhalen asientan el campamento mientras preparan, con cierta calma, la estrategia para sitiar la población. Al fin y al cabo los mercenarios ya estaban pagados, así que les sacarían algún rendimiento “liberando”, también a la fuerza, Erkelens. Un bocado menor que echarse a la boca después del fiasco de Roermond.

En Roermond, Londoño no lo veía claro:

— No me jodas Sancho!!… ¿pretendes cruzar la frontera sin permiso de los “vecinos”? El Duque (de Alba) nos los corta si los vecinos se le quejan…

Sancho D’Ávila, lo veía claro como el agua clara:

— ¿Quejarse? ¿Quien sabe si éstos fulanos campan a sus anchas también por estas tierras? Más que quejosos deberán estar aliviados de que limpiemos el terreno de escoria rebelde…

Villers y Lumey lo fliparon. ¡¡¡Estos españoles son unos cabrones…!!! dicen que decían, mientras daban la voz de alarma y lanzaban la caballería contra el Tercio, que llegaba a la carrera, para ganar algo de tiempo. Mientras tanto, rehicieron sus filas como buenamente pudieron y se hicieron fuertes en la cercana ciudad de Dalen (actual Rheindahlen). Allí se produce la batalla, con el consabido resultado. Huelga decir que los soldados de los Tercios no osan tocar a la población que pertenece a un Estado independiente… (Huelga decir, sí. Pero lo decimos. Ya veréis el por qué).

Sobre los participantes. A los soldados españoles de los Tercios ya los vamos conociendo así que hoy nos interesan, concretamente, los del bando rebelde. Por una cuestión relevante: No eran ni holandeses, ni flamencos, ni valones. Es decir no eran de los Países Bajos. Eran franceses (la mayoría) y alemanes. Y, efectivamente, mercenarios. Únicamente los cabecillas eran holandeses…

Tanto en Roermond como en Groninga les sucedió lo mismo a los cabecillas holandeses: La población no les hizo ni caso. Así que esto nos lleva a hacernos algunas preguntas: Si el pueblo ansiaba ser liberado del “yugo español”, que es lo que defendía Orange, ¿por qué éste pagaba a extranjeros para luchar? ¿Por qué no alistaban a holandeses, flamencos o valones? ¿Por qué dos holandeses mandaban sitiar y forzar ciudades holandesas que estaban en paz? ¿Por qué esas ciudades se defendían contra los que venían a “liberarlos”? ¿Y cómo encaja entonces que los españoles defendieran las ciudades holandesas contra quien quería atacarlas? …

Y por último, lo que todavía colea de aquella batalla. Atención que viene curva. La historia de Rheindahlen, según la Wikipedia alemana, reza…

“El principio de la guerra de los 80 años tuvo lugar el 23 de Abril de 1568 en las landas de Dahler, con la batalla de Dahlen entre tropas de 5000 españoles comandados por Sancho de Avila y 2000 holandeses bajo órdenes de Joost de Soete. Los calvinistas expulsados huyeron tras la derrota a Süchteln y Wanlo. Dallen fue sitiado por las tropas españolas y posteriormente saqueada.” (*)

¡¡Con dos cojones!!

‘Entre 5000 españoles contra 2000 holandeses’. Lo de las cantidades de soldados es de órdago. Pero lo que clama al cielo es que indiquen que eran holandeses los que luchaban. Con el error (voluntario o no) el sentido sobre la motivación de batalla cambia totalmente. La “lectura” sería esta: Si los españoles luchan contra holandeses en Holanda ¿quienes son los malos?. Pero eso no ocurrió así. Y si además, se acaba el asunto diciendo que ‘los españoles saquearon’ … pues para qué queremos más.

Cada vez que alguien lee sobre esa población en Wikipedia, aparecemos “nosotros” saqueándola, siendo falso. Es necesario poner en valor nuestro pasado y, llegado el caso, asumir los errores de los que nos precedieron (sobre todo para no repetirlos). Pero asumir los errores que no cometimos… parece excesivo ¿no?

El Camino Español

PD: Entonces… Vaya por delante nuestro apoyo incondicional a Wikipedia. Nos parece un trabajo espectacular el que hacen y digno de mención y apoyo (también económico). Pero en lo que respecta a la Historia de España del siglo XVI y XVII nos están haciendo polvo el hígado. Así que denunciar los lugares que en Internet (y concretamente en Wikipedia) hacen referencia a información falsa propagada (involuntariamente, con toda seguridad) sobre la “leyenda negra” se convierte desde ahora en un objetivo para nosotros.

Así que os proponemos cambiar esto desde ya. Como no es la primera vez que observamos erratas (en Wikipedia y en otros sitios) vamos a crear un Observatorio de la Leyenda Negra para ir explorándola (sin prisa, pero sin pausa) y sacando a la luz imprecisiones/incorrecciones/erratas que constatemos para proponer modificaciones. Si queréis colaborar, enviadmos un mail a caminoespanol arroba gmail.com

PD2: No nos consta que nadie del Condado de Jülich se quejara al Duque de Alba. Así que nos les vendría mal del todo que los españoles les quitaran de enmeido a los rebeldes.

(*) “Bei Beginn des Achtzigjährigen Krieges fand am 23. April 1568 auf der Dahlener Heide die Schlacht bei Dahlen zwischen 5000 spanischen Truppen unter Sancho d’Avila und 2000 holländischen Geusen unter dem Kommando von Joost de Soete statt. Die vertriebenen Calvinisten flüchteten nach der Niederlage unter anderem nach Süchteln und Wanlo. Dahlen selbst wurde daraufhin von den spanischen Truppen zunächst belagert und später geplündert.”

6 Comentarios

  1. General Weyler's Gravatar General Weyler
    07/05/2015    

    Corregido en la Wiki teutónica

    • caminoespanol's Gravatar caminoespanol
      18/05/2015    

      Hola General Weyler. Muchas gracias por la rápida respuesta 🙂 (al contrario que la nuestro :-o). Sin embargo la Wikipedia, que es casi tan tozuda como nosotros, ha revertido el cambio… Ese es otro aspecto al que de le daremos vueltas desde el Observatorio de la Leyenda Negra (OBLYNG) ) porque para cambiar la Wikipedia hay que estar muy metido. ¿participas habitualmente en ella?

      Saludos

  2. Adrian's Gravatar Adrian
    27/08/2015    

    Yo tenía entendido que la primera era la batalla de Oosterweel ( marzo 1567), al norte de Amberes. Aun hoy se puede divisar , rodeada por el puerto, la iglesia que aparece en los cuadros que rememoran la batalla.

    • caminoespanol's Gravatar caminoespanol
      01/09/2015    

      Hola Adrian,
      bueno… no te falta razón… cierto es que los Tercios españoles llegaron a los Países Bajos en Agosto de 1567, así que no participaron. Pero esa “batalla” (podría definirse, tal vez como escaramuza por los pocos integrantes) fue parte de las decisiones necesarias llevadas a cabo por la Gobernadora Margarita de Parma (hermanastra de Felipe II) para poner en cintura a los protestantes (que lo de la tolerancia que exigían no acababan de aplicárselo para ellos). Se podría incluir, como dices, esta batalla dentro de la (a nuestros ojos mal llamada) guerra de los 80 años dado que son acciones derivadas del radicalismo protestante. Aunque está generalizado es adoptar la de Dalen como la primera… Es posible que sea derivado del volumen del participantes… o no. En todo caso, nos hace reflexionar. Vamos a darle un cariño a la Batalla de Oosterweel … quien sabe si hay algún detalle importante que se pasa por alto. Muchas gracias en todo caso, Adrián, por tu aportación. Un cordial saludo

      • Adrian's Gravatar Adrian
        02/09/2015    

        Si, más bien era un confrontación, algo parecido a los que pasó en Jodoigne, pero evidentemente lejos de batallas como Rocroi o Gembloux….de hecho yo vivo en lovaina y a lo que me dedico es a hacer rutas en bicicleta a ciudades cercanas donde la historia española tiene algo que contar. Hemos ido a jodoinge, Tienen, Diest, Malinas, Lier y una vez nos animamos a “continuar” el Camino Español pasando por Amberes, Breda, Utrecht, Den Bosch…hasta Amsterdam. Y sobre todo ello escribo un blog, aunque de manera personal. No soy historiador por formación académica, así que mi conocimiento viene más de libros que leo y de interés propio, así que tampoco soy una fuerte muy fiable…pero si conocéis alguna batalla o escaramuza que ocurrió cerca de Lovaina, os estaría agradecido de que me la pudieses mencionar para poder visitarla…ahora me dedico a ver si encuentra algo sobre el Asedio de Lovaina de 1635, aunque tampoco encuentro demasiada información…aunque fue victoria española!

        Enhorabuena por todo lo que publicáis, es muy interesante sobre todo para los que nos pilla cerca

    • Juan Miguel's Gravatar Juan Miguel
      12/11/2015    

      Hola Adrian,

      Muy interesante tu comentario, yo voy de vez en cuando por la zona, aunque no me da mucho tiempo a hacer visitas. Podías decir tu blog?

      Gracias

      Por cierto muy buen artículo ¡!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Albertville (FR): Tras las Huellas de la Época Española en el Camino Español de 1595

Albertville, en el corazón de los Alpes es una etapa de El Camino Español. Cuatrocientos años después un camino próximo,...

Cerrar