Efemérides: Guillermo de Orange, fuera de la Ley

Fue el 15 de marzo de 1581: Felipe II declara fuera de la Ley a Guillermo de Orange, lo acusa de traición, ingratitud y herejía y pone precio a su cabeza: 25.000 coronas y cargo nobiliario. Habría de pagarlas tres años después porque al segundo intento se cobraron la pieza. Sin embargo la pregunta que nos hacemos es: Si los problemas serios empezaron en 1566-67 y generaron tantas pérdidas humanas y económicas durante tanto tiempo ¿Por qué tardó Felipe II catorce años en ponerlo fuera de la Ley y pedir su cabeza?

Los previos, muy brevemente: Para poner el marco un poco más adecuado, debemos indicar que la furia iconoclasta de los protestantes se inicia en 1566. La respuesta inicial de la Corona Española, que buscaban fuera proporcional, es enviar a Duque del Alba al frente de una parte de los Tercios Viejos por El Camino Español, para detener la revuelta. La situación se estabiliza incialmente pero con el paso del tiempo se deteriora.

Guillermo de Orange, junto con el Conde de Egmont y el Conde de Horn encabezan una “oposición” de la rica nobleza local que quiere recuperar poder de decisión que habían perdido al abdicar Carlos V en Felipe II, y al poner éste a personas de su confianza en los puestos clave de la gobernación de sus Estados.

De resultas de la revuelta, el Duque de Alba apresa a buena parte de los amotinados (en los que se mezclan motivos religiosos y políticos), juzgando y condenando a muerte, entre otros, al conde Egmont y el Conde de Horn que son ajusticiados. Guillermo de Orange huye porque teme por su vida (estaba detrás de la revuelta por su apoyo financiero) pero, sin beberlo ni comerlo, se convierte en la única referencia poderosa de oposición al Rey. Corría el año de 1567.

Presume con estos gemelos de los Tercios. En la T de Tercios

Criado en la fe luterana su proximidad al poder (muy cercano a Carlos V y también al propio Felipe II) hace que sea educado como católico. Es un ferviente religioso que se mueve entre los dos mundos y aboga, en su fuero interno, por la permisividad religiosa.

Pero mantener esa postura tibia le inhabilita para liderar la oposición al rey, así que escoge:

Creó y Financió junto a su hermano Luis a los ‘Mendigos del mar‘, se alió con los hugonotes (protestantes franceses), formó un ejército para enfrentarse a las tropas leales a su Rey, Felipe II, en 1568.

Felipe II no declara fuera de la Ley a Guillermo de Orange

– En 1573 Guillermo de Orange se convierte al calvinismo –difícil liderar protestantes siendo católico– En el 1574 vuelve a formar un ejército para batallar contra su Rey legítimo.

Felipe II no declara fuera de la Ley a Guillermo de Orange

– Se pasa por el arco del triunfo el Edicto Perpetuo, que él mismo había ayudado a redactar, de 1577, que era un acuerdo de paz. Y no puede, o no quiere, frenar en los territorios que él “domina” el radicalismo protestante que persigue a los católicos.

Felipe II no declara fuera de la Ley a Guillermo de Orange

· Guillermo firma y apoya la Unión de Utrech que es la respuesta de las provincias protestantes a la Unión de Arras (de la provincias católicas que permanecen leales a su soberano). Corría el año de 1579.

Sin noticias de Felipe II. Ahora bien…

El 29 de Septiembre de 1580. Las Provincias Rebeldes y Francia firman un Tratado (Tratado de Plessis-les-Tours) por el que el Duque de Anjou se convierte en ‘Protector de la Libertad de los Países Bajos” o lo que es lo mismo en su nuevo soberano. Eso implica una renuncia explícita de esas provincias a su soberano legítimo materializando lo que Guillermo de Orange había estado preparando durante largo tiempo.

Ahora sí: 15 de Marzo de 1581, Felipe II declara fuera de la Ley a Guillermo de Orange y lo acusa de traición, ingratitud y herejía, poniendo precio a su cabeza.

Poniendo las cosas en su orden adecuado suelen tener más sentido.

El Camino Español

Epílogo: El Duque de Anjou tampoco consiguió ganarse la simpatía holandesa.. Resulta que como el francés no estaba satisfecho con el poder limitado que indicaba el Tratado decidió sobrepasarlo a la primera de cambio y empezó por tomar Amberes (1583) en lo que se llamó la “furia francesa“. La apuesta de Guillermo había salido rana, si bien siguió apoyándola aunque el de Anjou tuvo que salir por piernas finalmente. Poco más pudo hacer Guillermo porque en 1582 hay un primer intento de asesinato del que se recupera a duras penas. En 1584 se consumó a la segunda intentona.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Los Tercios de Flandes: Origen de la camaradería

“Las camaradas” fueron forja y crisol de lo que hoy entendemos por camaradería. Les ruego por tanto que, no solo...

Cerrar