Las 4 guerras con las que España “echó” a Inglaterra de América

Bernardo de Galvez en Pensacola

A parte de las 13 Colonias, que es más un desdoro inglés que una herencia de la que sentirse orgulloso (luego explicamos el motivo), ¿No os habéis preguntado por qué, con la ingente cantidad de recursos que dedicaron los ingleses durante siglos para hacerse un hueco en el continente americano, no queda nada significativo de ellos de ese periodo?

En varias ocasiones intentaron asentarse en el Continente de una manera directa y contundente a costa de la Monarquía Hispánica. Los cuatro principales intentos fueron saldados con derrotas aún más contundentes. No habría una quinta porque el hueso fue demasiado duro de roer, incluso en lo más álgido del poder inglés.

Tres guerras de contención, en tres siglos, en las que España cercenó las ansias inglesas de aumentar su presencia en el continente. Un muro sólido incluso en los momentos de mayor debilidad hispana.

La cuarta guerra, a todo o nada, echó de facto a los ingleses de América. Fue a propósito de la participación española de manera directa (en guerra declarada contra Inglaterra) , y de manera indirecta (con apoyo logístico y económico y humano a los rebeldes) durante el período que duró la Guerra de Independencia de las 13 Colonias.

Presume con estos gemelos de los Tercios. En la T de Tercios

Con estas últimas acciones se materializó que Inglaterra tuviera que revisar sus prioridades con respecto América que perdió todo el interés.  Demos ahora un breve repaso por las principales guerras con las que libramos a América del foco inglés.

Siglo XVI. La guerra de las Armadas (1585-1604). Aquella guerra que enfrentó a España e Inglaterra y que tuvo varios frentes: en el continente europeo, otra en el mar y otra en el continente Americano.

Los ingleses quisieron llevar esa guerra a América con el objetivo principal de hacerse con la ciudad de Panamá, tener acceso a los dos Océanos, poner en jaque a las flotas de Indias y, en consecuencia, a la Monarquía Hispánica. No era mal plan, ejecutarlo harina de otro costal.

Una veintena de embarcaciones entre ellas seis galeones, de lo mejorcito de Inglaterra, con 1500 marinos expertos, 3000 soldados de “tierra” y, al frente, dos hombres temibles y respetados: Hawkins y Drake.

Los recursos utilizados tal vez puedan parecer pocos pero es procedente recordar la debacle reciente de la contraarmada inglesa y que Inglaterra, sin esos barcos y sus mejores hombres, arriesgaba mucho.

Drake y Hawkins, amparados por su “graciosa” majestad, Isabel, fueron los que lideraron el ataque que acabó en un absoluto fracaso, donde ambos murieron en el intento y donde la Monarquía Hispánica activó por primera vez la maquinaria de defensa que había preparado para la España Americana. El esfuerzo inglés fue titánico, el resultado pésimo.

Personajes: Alonso de Sotomayor y Drake y Hawkins. Podéis leer aquí sobre ello.

Pasó medio siglo para que Inglaterra volviera a estar en condiciones de mirar de nuevo a la América española como solución a sus problemas. Mientras, eran incapaces de hacer funcionar sus Colonias americanas.

Fue de la mano de uno de esos “salvadores” que de vez en cuando generan los países desesperados y que necesitan inventarse un enemigo para apretar las filas y para llevar a sus gobernados hacia sus propósitos por muy perjudiciales que sean: Oliver Cromwell y su República inglesa.

Siglo XVII. La Guerra del Designio Occidental (1655-1660) o el “desvario mental” de Oliver Cromwell

El plan de Oliver Cromwell pasaba por quitar a España el Imperio que había construido en América (de ahí lo del Occidental) para poder apropiarse de sus grandes riquezas y así poder luchar por la causa del luteranismo en el mundo.

No viene mal recordar que para “argumentar” el ataque indecente echa mano del argumentario de un tal Guillermo de Orange. Es aquí donde los ingleses reviven la Leyenda Negra para poder justificar su guerra. Los medios militares ingleses con objetivo fueron 38 navíos (18 navíos de ellos de guerra) y 3.000 soldados de infantería. El objetivo frustrado: Conquistar La Española.

Personajes: Bernardino de Meneses, William Penn

Dejad que recordemos que del frente Europeo de esta contienda es el glorioso episodio donde Santa Cruz de Tenerife consiguió la primera de sus tres cabezas de león contra una magnifica flota de 38 navíos de guerra.

Personajes: Diego de Egüés y  Robert Blake.

Las consecuencias nefastas no se hicieron esperar para Inglaterra. Los patéticos resultados de la guerra y el coste económico inabarcable generaron inestabilidades que dieron como resultado otro cambio de régimen, volviendo a la Monarquía y pidiendo la paz con España.

Y tuvo que transcurrir otro siglo para que Inglaterra se recompusiera de nuevo y se aventurase de nuevo a conseguir por las malas lo que seguía sin saber construir en sus 13 Colonias a las que ahogaba a impuestos sin permitir su desarrollo.

Siglo XVII. La guerra del Asiento (1739-1748) o de “la Oreja de Jenkins”

Las motivaciones del conflicto se mezclan y añaden ruido al fondo de la cuestión que visto el despliegue, tenía un objetivo militar claro: las ciudades clave de la ruta de Flota de Indias. La idea de fondo, sustituir a España.

Los ingleses echaron el resto: 186 buques y casi 27.000 hombres. El mayor despliegue para un desembarco hasta entonces y en el futuro (sólo superado por Normandía). Magnífica apuesta inglesa y magnífica victoria española.

De nuevo el orgullo inglés saldría mermado y en esta ocasión de una manera tan clara que la propia monarquía prohibió escribir sobre ello. ‘No comments’

Protagonistas: Blas de Lezo y un tal Vernon

La lectura, que habitualmente no se hace, es que era la tercera vez que Inglaterra buscaba hacerse con la España Americana que ambicionaba desde siglos atrás. Ya no tendrían más oportunidades. La siguiente ocasión seríamos nosotros los que tomamos la iniciativa. Solo dimos un golpe. En el momento justo. Certero. Definitivo. El que los echó de América.

Ese cuarto “remedio”, el definitivo, se lo administramos en dos cómodas dosis:

Participando en la guerra Independencia 13 Colonias (1775-1783) por debajo de la mesa y de manera decisiva a las 13 Colonias en su lucha durante los tres primeros años en el período de 1775 al 1779.

Personajes: Bernardo de Gálvez

La segunda, clave para la consecución de la independencia, destapándose y declarándole la guerra total a los ingleses en un tu a tu definitivo.

La guerra anglo-española (1779-1783). Esa guerra total debilitó en extremo la posibilidad de respuesta inglesa distrayendo recursos que necesitaba para doblegar a los rebeldes americanos. Jugada perfecta. Con la derrota en todos los frentes, los ingleses se quedaron sin tierra continental interesante que pisar.

Y fue con esas cuatro guerras principalmente que Inglaterra pensó en orientar su interés hacia otras latitudes menos “rocosas”. En definitiva los ingleses no perdieron interés en América por perder sus descuidadas 13 Colonias,  a los ingleses los “echamos” nosotros, porque en tres siglos no habían sido capaces de poner pie en la América española que era lo que realmente querían…

El Camino Español

PD: Ciertamente se nos “escapa” Canada, allí en el Norte, despoblado, helado, mayoritariamente francófono y que había pasado de manos francesas a inglesas hacía unos días (en 1763). Vamos lo que se dice una perita en dulce… Sin embargo no cambia la esencia del post, el interés de Inglaterra por América pivotó definitivamente dejándolo de lado para enfocarse, llegado el momento, en Asia.

 

 

2 Comentarios

  1. Historia Española's Gravatar Historia Española
    01/09/2017    

    Buen resumen, pero hay un pequeño error, olvidas Canadá.

    “Los ingleses se quedaron sin tierra continental que pisar”

    Saludos.

    • caminoespanol's Gravatar caminoespanol
      01/09/2017    

      Hola Historia Española, 🙂 qué fino hilais!! 😀 Me encanta! Como teneis razón en añadido un PD al final del texto para aclarar este punto. También he relajado las sentencias porque no me gustaría distraer el foco de atención: Que América para los ingleses pasó de ser asunto de máxima prioridad durante tres siglos a no serlo y, claro, quien les hizo cambiar de opinión…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Leer entrada anterior
El diseño usado en la bandera pirata no es inglés. Y podría ser español…

Es difícil demostrar que el diseño de la bandera pirata tiene su origen en España, aunque lo vamos a intentar....

Cerrar